lunes, 6 de enero de 2014

Oro, incienso y mirra


Que le llevaremos este año a Jesús que nos nació en Betlem? Os propongo que le llevemos lo mismo que le llevaron los reyes magos de Oriente. En primer lugar, oro. Sí! El oro de las virtudes que el Señor mismo ha puesto en nuestro corazón: el don de la simpatía, el del enseñamiento, el don de la paciencia, el de la unidad...Estos dones son brillantes y el resplandor de los que lo poseen llega a mucha gente. Después hemos de llevarle incienso. El incienso de una vida espiritual, es decir, una vida que mira hacia Dios:La plegaria, el silencio, la contemplación, en definitiva, la vida vivida a la presencia de Dios. Y finalmente, mirra, que es la nuestra humanidad. Por una parte nuestras debilidades y nuestra espontaneidad, y por otra parte nuestros sentimientos mas sinceros. Para llevar estos dones no nos hace falta llevar mochillas alforjas demasiadas grandes porqué lo llevamos dentro de nuestro interior. Este regalo somos, en definitiva, nosotros mismos. Como dice el Evangelio, encontraremos al Niño junto a María, su madre. Encontraremos quien nos acoja, quien nos reciba y nos de su bienvenida, porqué en Betlem todos tenemos cabida, sobretodo si llevamos los mismos regalos que los magos: oro, incienso y mirra. Día seis de enero, festividad de la Epifanía del Señor. De mis cosillas...

Seguidores

cosas

ACARICIANDO MI PIEL

ACARICIANDO MI PIEL
ROSA

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
MONTBLANC, TARRAGONA
Con una inmensa atracción hacia lo desconocido